A los que aman a Dios todas las cosas le ayudan a bien, no importa lo que nos pueda suceder, todo obra para bien.

 

Todos los que alguna vez han estado en una iglesia cristiana de seguro habrán escuchado este pasaje bíblico es que es una promesa de Dios para sus hijos e hijas, el pasaje se encuentra en el libro de los Romanos capítulo 8, versículo 28 dice: Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Sin duda alguna todos habremos recitado este texto bíblico cuando nos ha sucedido alguna situación difícil en nuestra vida, alguna enfermedad, algún accidente, o situación económica. Pero surge una pregunta en base a esta promesa ¿Realmente es para todos los que dicen ser cristianos la promesa de este versículo Bíblico?  Para poder responder conforme a la palabra debemos de ver el contexto de este pasaje bíblico, si vemos los versículos anteriores podemos darnos cuenta que para que esta promesa se haga efectiva en nuestras vidas tenemos que seguir algunas recomendaciones que escribe el apóstol Pablo en su carta a los Romanos, pero que ha quedado plasmada en la Biblia para todos los que nos consideramos seguidores de Cristo.

Vemos los primeros versículos en Romanos 8:1-2   Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.  Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.

Aquí el apóstol Pablo hace un llamado a los cristianos a vivir una vida conforme al Espíritu y no conforme a la carne, lo cual significa que para recibir esa promesa, y que todo lo que nos suceda nos ayude para bien, tenemos que vivir una vida alejada de los placeres de la carne. Recordemos que muchas de las cosas que nos suceden son consecuencia de vivir una vida desordenada y alejada de Dios, así que la próxima vez que nos suceda algo, si estamos viviendo conforme al Espíritu y alejados de toda obra de la carne, de esta manera podemos decir que todas las cosas que nos suceden nos ayudan para bien.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.