Desierto de Israel florece Cumplimiento de la profecía Bíblica.

Actualmente la humanidad vive momentos de caos, la Pandemia Covid-19 ha creado incertidumbre y temor en la humanidad, mientras la Divinidad crea lenguajes o mecanismos para hacer llegar al hombre;

La Motivación, La Esperanza y así ayudarle a reafirmar la Fe, la situación actual en el mundo hace que las personas tengan la necesidad de evaluar y revaluar todo y cada uno de los acontecimientos que a diario se suscitan a su entorno.

Este periodo de cuarentena ha llevado a la humanidad a retomar el Orden Espiritual como una de las opciones con mayor oportunidad, el aislamiento se ha convertido en el vector ideal para relacionarse con Dios, la comunión entre;

Creador y Creación propicia el ambiente ideal para empezar a detallar todas y cada una de las cosas que a diario acontecen a nuestro alrededor, Dios está usando este momento “para enseñarnos cómo vivir mejor la vida, y retomar una nueva relación con Él.


Mientras la pandemia empuja a la mayoría del mundo a un nuevo orden social y económico, quienes estudian y practican religiones encuentran verdades más profundas que van develando el Amor de Dios por la humanidad y el “Cumplimiento de cada una de la Profecías o Promesas de las Santas Escrituras”.

Entre tanta noticia desagradable se dan acontecimiento que hacen que los Creyentes de la Trinidad Divina volteen su rostro en busca de Dios y muchos tomen los sucesos como señales de revelación que trae esperanza a la humanidad.

“Señales y Prodigios Divinos?”

El Mes de Marzo se convirtió en una novedad, muchos Creyentes reconfirmaron la presencia de Dios en la humanidad por medio de la naturaleza, para los Israelitas es época para disfrutar de coloridos paisajes repletos de anémonas, ciclámenes y otras especies,

los colores afloran su majestad los campos se pintan de rojo, rosa, morado y amarillo gracias a la aparición de las flores silvestres como la kalanit (anémona), rakefet (ciclamen), narkis (narciso), turmus (lupino) y pereg (amapola).

Según los estudiosos, en esta año hubo muchas más flores que en años anteriores, lo que para los seguidores de Cristo Jesús es señal de Buen augurio a pesar de las penalidades que viene dejando a su paso el Coronavirus,

los experto en la materia siguen recogiendo información relacionada a la aparición de estas flores, en especial con algunas especies que su aparición en el desierto es cada 25 años, el pueblo de Israel es considerado el principal pueblo de Dios.

razón está por la que todo acontecimiento extraordinario es calificado y estudiado como una señal Divina conforme a lo establecido en las Santas Escrituras, para algunos es la primera oportunidad que tienen de observar el nacimiento y florecimiento de especies que nacen en los desiertos de; Néguev y Judea cada 25 años, y que florecen por género cada semana con su respectivo colorido durante el mes de Marzo.

Para el Estado Israelita es motivo de Bendición por lo que cada viernes del mes de Marzo ofrecen recorridos turísticos a pies, a diez (10) áreas o zonas del desierto para que los interesados puedan ver las flores y pájaros, este evento de la naturaleza Divina puede extenderse hasta el mes de Abril,

cada área o zona tiene de manera particular su propio evento colorido, por lo que los anfitriones y encargados por parte del Estado Israelí propician actividades junto con recorridos gratuitos a través de las “alfombras rojas” que forman las anémonas.

En el área de recreación de Reim y el bosque de Rujama. El noreste de Israel tiene sus propias especies de lirios, tulipanes y orquídeas. Esta es la última zona en florecer porque es la más fría.

Los mejores momentos para ver la belleza del lugar son el fin de marzo y el comienzo de abril.

“Se alegrarán el desierto y la soledad; el yermo se gozará y florecerá como la rosa. Florecerá profusamente, y también se alegrará y cantará con júbilo;

la gloria del Líbano le será dada, la hermosura del Carmelo y de Sarón. Ellos verán la gloria de Jehová, la hermosura del Dios nuestro. Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no

temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará” Isaías 35:1 al 4. Amen.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *