El hombre más viejo del mundo revela el secreto de su longevidad: “Cristo vive en mí”

Para Emilio Flores Márquez, de 112 años, el hombre más viejo del mundo, el secreto de una larga vida es la fe en Cristo Jesús. Emilio nació el 8 de agosto de 1908 en Carolina, Puerto Rico, y entró en el Libro Guinness de los récords mundiales como la persona viva más longeva del mundo.

El cristiano ha visto cambiar el mundo a lo largo de sus más de 100 años. De niño, fue el segundo de 11 hermanos.

Emílio ayudó a sus padres a criar a sus hermanos y aprendió a administrar la finca de caña de azúcar.

Aunque la familia no tenía todo, sus padres le dieron todo lo que necesitaba: un hogar amoroso, una profesión y fe en Jesús.

Emilio Flores Márquez, de 112 años, ingresó al Libro Guinness de los récords mundiales como la persona viva más longeva del mundo.

 

Emilio aprendió de sus padres cómo vivir verdaderamente una vida de abundancia; no en cosas materiales, sino en el temor del Señor.

Para el hombre más anciano del mundo, el secreto de su longevidad es Cristo que vive en él.

“Mi padre me crió con amor, amando a todos. Siempre me decía a mí y a mis hermanos que hiciéramos el bien, que compartiéramos todo con los demás.

Además, Cristo vive en mí”, declaró el centenario.

También aprendió a no aferrarse a cosas tóxicas como la amargura, la malicia y la ira para poder vivir bien.

Aunque no sabe cuantos años le permitirá vivir el Señor, está agradecido con la vida por cada día que pasa y puede vivirlo para amar a Dios y a las demás personas que lo rodean.

Existen innumerables promesas de Dios a través de su palabra para todos aquellos siervos fieles

Una de estas promesas la podemos encontrar en Isaías 46:4 Yo seré su Dios durante toda su vida, hasta que tengan canas por la edad. Yo los hice y cuidaré de ustedes; yo los sostendré y los salvaré.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.