“Él te librará del lazo del cazador, De la peste destructora.” Salmo 91:3.

 “Él te librará del lazo del cazador, De la peste destructora.” Salmo 91:3.

Que la Misericordia de DIOS Deposite Bendiciones y Salud sin Medidas en cada Uno de Ustedes y en Especial en la Familia.

Hoy día, el tema del coronavirus (COVD-19) Saco de Contexto a la Humanidad, generando motivo de alarma sanitaria en Todos los Países del Hemisferio, el temor a la pandemia produce pánico en la humanidad.

Cada Gobierno conforme a sus recursos actúa, creando estrategias que permitan controlar y superar la virosis, sin embargo hay un elemento imprescindible; “El comportamiento del ser humano”, en muchos países se nota la imprudencia por parte de los habitantes, el desconocimiento por falta de políticas educacionales para enfrentar este tipo de situaciones, no entendemos la magnitud o gravedad del escenario, el enemigo se aprovecha agregando a la situación otros elementos que lógicamente incidirán de manera directa en el comportamiento del ser humano, las compras impulsivas de alimentos, medicamentos e implementos de desinfección, crean desabastecimientos de estos rubros en el mercado, y da paso al nacimiento de la usura desmedida, se encarecen los productos,  la oferta y la demanda de productos bajo perfil o a escondida   comienzan a hacer estrago en la sociedad, un lote mínimo de persona impulsados por el enemigo buscan sacar ventaja del temor y necesidad de las personas ofertando los productos a precios incalculables.

Ahora Bien, Nosotros los seguidores de Cristo Jesús, debemos recordar las advertencias e imponer ante el miedo  todas las promesas que nuestro Padre Creador Jehová nos dejó: “Inclina, oh Dios mío, tu oído, y oye; abre tus ojos, y mira nuestras desolaciones, y la ciudad sobre la cual es invocado tu nombre; porque no elevamos nuestros ruegos ante ti confiados en nuestras justicias, sino en tus muchas misericordias. Oye, Señor; oh Señor, perdona; presta oído, Señor, y hazlo; no tardes, por amor de ti mismo, Dios mío; porque tu nombre es invocado sobre tu ciudad y sobre tu pueblo. Daniel 9:18-19. Recurramos como Daniel a la Oración para hacer frente a los desafíos que se nos presentan con esta pandemia

Que tu Fe no se acabe nunca, que tu Fe se mantenga intacta a pesar de cualquier circunstancia, porque mientras tu Fe se mantenga firme habrá esperanza y mientras halla esperanza todo puede pasar, pues Dios no ha dicho la última palabra. Amen.

A…G.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.