En las noches cuando no puedas dormir, recuerda La paz que Dios ofrece, una promesa real para todos sus hijos.

 

Isaías 26:3-4  Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.

Isaías 26:3

Vivimos en un mundo acelerado, sedentario, con personas llenas de estrés y ansiedad a causa del diario vivir. Las personas andan en busca de paz, amor y felicidad, la buscan refugiándose en el alcohol, las drogas, entre otros placeres que ofrece la vida.

Muchos no logran encontrar aquella paz que tanto buscan, es que lamentablemente nadie puede encontrar esa paz, buscándole donde no la hay. Jesús les dijo a sus discípulos;   La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden. Juan 14:27

Es necesario entender que esa paz que tanto buscan algunos, solo Dios la puede dar, gratuitamente. Las personas por lo general no pueden conciliar el sueño durante las noches, porque vienen muchos recuerdos a su mente, que tratan de perturbar esa paz, eso desencadena insomnio. Pero hay una buena noticia Dios está dispuesto a ayudarnos a encontrar esa paz que tanto anhela nuestro corazón, debemos estar confiados pedirle a ÉL que nos regale esa paz.

Si te cuesta cerrar los ojos y dormir, puedes doblar tus rodillas empezar a hablar con Dios, puedes poner una alabanza en tu teléfono móvil y empezar a decirle a Dios que te regale de esa Paz, Él ha prometido muchas cosas a través de su Santa palabra, debemos creer sus promesas y estar confiados.

Las preocupaciones son cosas que no han sucedido pero nuestra mente ya las asimila como que son dadas por hechas. Debemos de seguir la paz, estar tranquilos, confiando en la Soberanía de nuestro padre celestial, nada sucede sin que Él lo permita, a nosotros nos corresponde confiar, creer y esperar.

Un comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.