Ex jefe de la mafia se convierte a cristo y predica sobre el temor a Dios

Michael Franzese, quien era un alto miembro de una de las principales mafias de New York, Caporegime además de esto Michael forma parte de la segunda generación de delincuentes en su familia, además de esto estuvo involucrado en diferentes delitos junto a su padre.

El ex jefe de la mafia, fue arrestado unas 18 veces, paso 8 años en prisión y fue liberado en 1994, el hombre cuenta como en la prisión conoció a Jesús después de que un guardia le regalase una biblia, Dios cambio su vida por completo.

Su tiempo dentro la cárcel fue realmente dura, así lo expresó contando su testimonio en la iglesia Harvest Christian Fellowship, dirigida por el pastor Greg Laurie.

“Cuando estuve en prisión pasé 29 meses y 7 días en una celda de 1,8 x 2,4 metros, 24/7. Dios y yo. No fue fácil. No fuimos creados para ser criaturas solitarias. Fuimos hechos para ser sociales. Cuando las luces se apagaban por la noche, muchos chicos no se veían bien; muchos gemidos y llantos”, contó.

Y cuando pensó que no la podía pasar peor, recibió una Biblia de regalo: “Me sumergí en mi Biblia. Oré todos los días. Fue mi momento más cercano con el Señor porque no tenía elección. Y gracias a Dios, me volví a Él y a ningún otro lado. ¿Pero sabes lo que pasó en ese agujero? Desarrollé un saludable miedo al infierno”, explicó.

“Quiero que te detengas por un minuto y pienses en lo peor que hayas encontrado en tu vida y te des cuenta de que eso peor nunca desaparece. Será tu espina constante a tu lado para siempre. Y ahora pasa por el infierno, que es un millón de veces peor y nunca terminará. Esto es el infierno”, le dijo a la audiencia.

Pero su mensaje no vino a traer condenación sino una advertencia sobre la verdad bíblica de la eternidad: existe el infierno, pero también el cielo, y esas son sus buenas noticias, “La buena noticia es que no tenemos que ir allí. Hay un infierno y también hay un cielo”, predicó.

Michael hizo un llamado a todas las personas que busquen a cristo ahora antes de que sea tarde, afirmo que el infierno es real, y en medio de estos tiempos atípicos que estamos viviendo sabemos que el fin puede ser muy pronto.

“Vivimos tiempos locos. No sabemos de un momento a otro lo que va a pasar en esta vida. He visto a personas que amo conmigo un día y al día siguiente se van. es impactante No garantizamos nada. ¿Y tú qué estás esperando? ¿Por qué quieres probar?”.


 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.