Video que ha dado la vuelta al mundo ´Familia arriesga su vida por el sueño americano’

Con gran angustia y desesperación madre migrante pide ayuda, para salvar a sus hijos que estaban siendo arrastrados por las corrientes del Río Bravo, en la frontera de México y Estados Unidos.

Muchas son las personas que arriesgan sus vidas y las de su familia tratando de llegar a los Estados Unidos de América, a través del Río Bravo, llamado en EE.UU Río Grande.

Recorre el camino desde el Paso hasta desembocar en el Golfo de México, cerca de Mc Allen, ruta que en los últimos años a sido de mayor elección por los migrantes.

 

Puesto que se considera que es la más corta para llegar de México a los Estados Unidos; también se ha convertido en una de las más peligrosas.

Los migrantes deciden pasar el Río nadando o en pequeños flotadores para evitar los controles migratorios. Ignorando el riesgo que corren.

Cada año cientos de ellos pierden la vida en el intento.
El Río Bravo pareciera no peligroso, sin embargo en los sectores de cruce de migrantes llega a alcanzar 2.5 metros y entre 5 y 15 metros de lado a lado, en algunos puntos la corriente se incrementa arrastrando a las personas.

Como fue el caso de esta familia, que se lanzaron al río los cuatros tomados de un neumático, que lo

utilizaron como flotador, pero repentinamente fueron arrastrados por la corriente, produciendo gran temor y consternación en los desamparados.

Entre los miembros de esta familia iba un menor de escasos 3 años que lloraba aterrado en las aguas de Ríos Bravo, el cual sentía que en cualquier momento caería en las impetuosas aguas, por otro lado su madre clamaba despertada por ayuda, mientras que el padre procuraba infundir esperanza y confianza en su familia.

En espera de un milagro, en medio de esa situación tan difícil que enfrentaban, estaban a punto de ahogarse.

Finalmente la policía migratoria fue en rescate de la familia, lanzándoles una cuerda para que pudieran salir del río. No todas las familias corren con la misma suerte.

Muchas personas mueren en el intento. La presencia de niños con sus padres en la travesía aumenta el riesgo.
Sus sueños, sus deseos, aspiraciones y sus propias vidas se pierden en el caudal del Río Bravo.

Esta zona a sido considerada en las últimas dos décadas, la segunda región de toda la frontera con más muerte. En los últimos siete años se han registrado casi 850 personas fallecidas.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.