La mujer sabia edifica su casa; mas la necia con sus manos la derriba Proverbios 14:1

El hombre más sabio de la historia, después de Jesucrito, el Sabio y Rey Salomón escribe este proverbio que menciona la cualidad de una mujer sabia, lo que él define que la mujer que está llena de sabiduría edifica su casa, o su hogar, pero recalca algo, “más la necia con sus manos la derriba” así concluye este texto bíblico.

Sí lo aplicamos a la realidad actual podemos observar que hoy en día, en siglo XXI, existen mujeres preparadas para ejercer todo tipo de profesión y cargos públicos y con muchas capacidades, que les han catapultado al éxito laboral y profesional, esto es excelente, pero también podremos observar una gran cantidad de hogares destruidos, divorcios, hogares en lo que no existe Paz, sino que se vive un ambiente hostil, donde se ha perdido el respeto mutuo entre los integrantes de dichas familias. En mucho de estos casos todo se debe a la falta de sabiduría en la mujer, pero no nos enfoquemos en la sabiduría humana o terrenal, sino más bien de la sabiduría que viene de Dios, la cual el hombre no produce naturalmente, esta es un regalo de Dios, que se recibe a través de la fe, y la comunión con él. Esta sabiduría es la que necesita toda mujer para poder edificar su hogar, lleno de amor y armonía.

Dios le ha dado un don especial a la mujer para llevar un equilibrio en su hogar, para ser ayuda idónea de su esposo, y ser de gran ayuda en la organización del hogar, en lo sentimental, en la economía y en todo lo que se refiere a organización. Para las mujeres que están leyendo este mensaje, es necesario que pidan a Dios que les de de esa sabiduría para poder sacar adelante su hogar, no importa que sean madres solteras Dios les dará esa sabiduría para salir adelante y edificar ese hogar.

Santiago 1:5 dice: “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.”

 

 

.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.