Participaba en ejecuciones de cristianos por odio pero Descubrió el amor de Dios

Farhad se crio en Afganistán en los años ’90. La violencia es la normalidad: el mullah enseñaba que “si asisten a las lapidaciones, Dios disminuirá sus pecados”. Su corazón se corrompió y se endurece para los cristianos

Viajo a Italia en 2004  convencido de que los cristianos son infieles y por eso deben ser castigados fuertemente

“Nos decían que estaba escrito en el Corán”. Son los “pequeños gestos humanos” que limpian lo oscuro de su corazón y hoy Farhad da testimonio de lo que ha cambiado su vida: “Todo mi cambio se debió a que me encontré con alguien diferente.

En el diálogo con el diferente me reencontré con mi mismo . Descubrí que Dios es amor”. Pierde muchos amigos, una sentencia de condena a muerte, pero él sigue adelante Ahora soy feliz cristo está en mi

“El sufrimiento de mi pasado se ha vuelto la fuerza de mi presente. No tengo miedo porque elegí la libertad”.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.