Podemos tener paz en medio de la tormenta, así lo ha prometido Dios a través de su palabra.

 

No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.  Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús. Filipenses 4:6-7

Filipenese 4:6-7

“Luz de DIOS Para el Hombre”.      “Luz está sembrada para el justo, Y alegría para los rectos de corazón.” Salmos  97:11.  Jesús realizó la siembra de su vida, abonada por el Amor a la Humanidad, Su Amor Incuestionable lo llevo a actuar en favor de aquellos que diariamente tratan de ser justos, los que Aman y Luchamos por la rectitud, y que no jugamos  a ser dueños de la iglesia, ni a ser cristianos.

Justos son todos aquellos que logran guardar los principios inalienables de la Palabra de Dios.

Justos son aquellos que, aún jurando en daño propio, no por eso cambian su testimonio, se mantienen firme en su Amor por Dios.

Son los hijos de verdad. Los que no negocian los Principios y aún más, dan todo de sí para mantener vivo la verdad doctrinal y  transmitirlos a todos aquellos que también lo Aman a Dios.

Para ellos está sembrada “La Luz de Justicia”, que alumbra a todo hombre.

Cuando esta Luz se manifieste, será revelado todo de cada uno de nosotros, las tinieblas pasarán y las obras de cada uno sea cual fuere será aprobada o reprobada.

Hoy te Invito;

Prepárate para esa cosecha de Luz, sé un hombre justo, recto, de principios y podrás gozar de un eterno amanecer…!!!      DIOS Te Bendiga.

A…G.

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *