Un día nuevo, estrenamos misericordia de Dios y sus promesas nos siguen a través de su Palabra

 

Hemos sido creados por nuestro Padre celestial, sus misericordias son nuevas cada mañana para con nosotros (Lamentaciones 3:23), estas y muchas promesas más Dios las ha hecho efectivas para todo aquel que lo ama, y obedece su Palabra. Hoy es un nuevo Día, el cual hemos visto la mano de Dios, y decidimos seguir confiando en Él y en cada una de sus promesas. A lo mejor muchas personas que ayer tenían planes para hoy, no tuvieron la dicha de abrir sus ojos y ver un nuevo día, pero nosotros somos Bienaventurados (Inmensamente felices) Porque Dios nos permite ver un nuevo amanecer, por eso y por muchas cosas más tenemos que agradecerle.

Muchas personas se pasan la vida quejándose, y renegando por todo, reniegan de sus trabajos, mientras hay alguien que está pidiendo a Dios por uno, alguien no está conforme con su casa porque es muy pequeña, mientras hay otros que desearían tener un techo donde pasar la noche, otro no es conforme con lo que come, hay alguien que desearía tener un plato de comida. Debemos ser agradecidos con lo que tenemos, el agradecimiento es la llave que nos abrirá la puerta a la bendición que tanto anhelamos, sin embargo el renegar de todo atrasará las bendiciones que ya han sido destinadas para nuestras vidas, nuestra familia y nuestras finanzas.  Nuestra confianza debe estar puesta en el Eterno, debemos deleitarnos en Él, en sus promesas, las cuales nos ha dejado plasmadas en su Palabra. Te invitamos a reflexionar y cambiar de actitud.

El Salmo 37:3-5 nos aconseja de la siguiente manera: Confía en el Señor y haz el bien; Entonces vivirás seguro en la tierra y prosperarás.  Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón. Entrega al Señor todo lo que haces; confía en él, y él te ayudará.  

Un comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *