Episodio de caso cerrado que ha conmovido a todo el mundo

Los secretos son cosas comunes en las relaciones matrimoniales, de novios, de amigos, de hermanos y de familia.

Si bien es cierto la mayoría de los seres humanos guarda uno que otro secreto, algo que a veces se lo llevan hasta el día de su muerte sin confesarlo.

La cadena de televisión estadounidense lleva a cabo un programa llamado Caso cerrado, donde la Famosa conductora y arbitro de juez, la Doctora Ana María Polo,

lleva a cabo una serie de casos un poco peculiares y a veces hasta extravagantes, lo que ha hecho que muchas personas cataloguen o mejor dicho pongan en tela de duda la veracidad de este.

Para la ocasión se lleva a cabo un caso entre una madre y un hijo, este ultimo demanda a su madre, y le exige que le devuelva su pasaporte y que se aleje totalmente de él, por el motivo que ella le ha ocultado muchas cosas.

El joven narra que ellos son ciudadanos migrantes cuyo país de origen es Venezuela, por la situación que vive el país y por la condición de salud de su padre,

quién sufre varias enfermedades degenerativas entre ella mal de Parkinson, se vieron en la obligación de llegar a los Estados Unidos de América en busca de un mejor futuro.

La llegada a ese soñado país trajo muchas interrogantes a la vida del joven, quien ha descubierto que la dueña de la casa donde se hospedan es la hija del asesino de su abuelo,

 

y peor aún cuando la madre de este le confiesa en pleno programa un hecho que impactó la vida del muchacho, el cual en su desespero sacó su mano y le propinó una cachetada a su madre.

 

El hecho consternó a las personas que estaban en la audiencia, e inclusive la doctora Ana María Polo, no podía creer lo que sus ojos estaban viendo.

 

Sea lo que sea es un hecho grave que un hijo haga esto en contra de un progenitor, y la Biblia es muy enfática en este tipo de conductas el libro de proverbios 20:20 dice: Al que maldice a su padre o a su madre, se le apagará su lámpara en medio de las tinieblas.

Les invitamos a ver el vídeo completo y a sacar sus propias conclusiones.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *