Un hombre con tumor cerebral maligno es sanado por la oración de  de  iglesia

Paul Wood, de California Estados Unidos, asistió al hospital hace varios meses atrás, porque tenía dolores muy fuertes en su cabeza y problemas para mantener el equilibrio al caminar. El médico especialista le diagnosticó un sangrado cerebral, pero tras estudios más profundos, un radiólogo pudo ver que se trataba de un tumor maligno.

 

Wood no se resignó a esta lamentable noticia, no se dio por vencido y decidió buscar la intervención de Dios y empezó a pedir oración de sanidad a todos sus hermanos/as en Cristo. “inmediatamente mi teléfono se llenó de mensajes, y en facebook tenía oración procedente de de todas partes” dijo Wood a la cadena de televisión CBS.

Luego de esto sucedió el milagro, un día antes de la intervención quirúrgica, los médicos decidieron cancelar la operación, porque el tumor maligno había desaparecido. No quedaba ningún rastro de él, lo que no existe explicación científica para esto.

“Ha sucedido un milagro, así fue como Dios lo quiso” expresó el hombre con alegría y emoción.

El Dr. Richard Yee, el neurocirujano que llevaba el caso dijo que algunas cosas no pueden ser explicadas por la ciencia, por más que busquen una razón lógica.

Ja}son McEachron pastor de la iglesia Gravity Church, donde se congrega Wood, enfatizó que hay un mayor poder detrás de ese milagro, especialmente cuando el pueblo se une en oración. Wood siempre decía: “no importa lo que suceda conmigo, siempre estaré bien, confío en Dios”

En la Biblia hay muchas historias que describen los milagros sobrenaturales que hizo Jesús de Nazaret, mientras estuvo en la tierra. Hoy podemos seguir confiando en Él quien ha prometido que seguiría con nosotros a través del Espíritu Santo.

Juan 14:12-14 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *