Un mandato de Dios que nos abre las puertas a infinitas bendiciones. Josué 1:9

 

Hay personas que por mucho tiempo han estado viviendo en un error, pensando que las bendiciones van a llegar a sus vidas sin hacer el mínimo intento. Sabemos y estamos convencidos que Dios es quien nos bendice, nos regala tantas cosas, que no hay como pagarle todo lo que hace por nosotros, nos regala la vida, salud, el oxigeno  e infinidades de cosas.

Esto no nos exime a nosotros de nuestras responsabilidades cotidianas, debemos ser responsables y traer el sustento diario a nuestros hogares, hay quienes quieren conseguir empleo pero no quieren madrugar a ver qué oportunidades puedan conseguir, a lo mejor están esperando que todo aparezca como por arte de magia.

Dios siempre está dispuesto a brindarnos su ayuda divina, pero requiere que nosotros nos esforcemos que pongamos también de nuestra parte, de seguro nos ayudará a lograr nuestros sueños y anhelos.

Josué 1:9

 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Josué 1:9

En la vida nos suceden cosas que no esperamos, muchas veces tenemos que pasar en  medio del desierto y la prueba, pero no debemos desanimarnos, el Señor nos ofrece su ayuda a través de su palabra y de su Espíritu Santo, que es quien nos acompaña y nos consuela en toda prueba y angustia.

 Si estás desanimado, queriendo dejarlo todo, te invito a reflexionar en todo lo que Dios te ha dado, recuerda que siempre hay algo por lo que debemos luchar, por ejemplo nuestros hijos, nuestra madre, nuestro padre, la familia.

No podemos acobardarnos y entrar en depresión, debemos seguir luchando pararnos como guerreros al pie de batalla confiando en que Dios pelea por nosotros en todo momento y en toda circunstancia, ÉL nos dio la victoria, solo debemos creer y tener esperanza.

Un comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.