Un Salmo poderoso y lleno de promesas para tu vida

 

 

Sin duda uno de los salmos más conocidos es el salmo 23, el cual fue escrito por el salmista y Rey David, el Salmo 23 está lleno de muchas promesas de parte de Dios para nosotros, el cual nos dice que no importa la situación en la que nos encontremos, sin dudas podemos confiar en nuestro pastor por excelencia. En este Salmo nos el Rey  David hace una analogía entre una oveja que necesita el cuidado de su pastor, recordemos que el primer oficio que tuvo el salmista David desde su adolescencia fue el de pastor de ovejas, y la palabra de Dios narra cómo en varias ocasiones a este le tocó defender sus ovejas de los peligros de osos, de león y otras fieras salvajes. De la misma manera como pastor le tocó curar las heridas de sus ovejas cuando estas se lastimaban, de esa misma manera el autor hace referencia y nos compara a nosotros tal como las ovejas,  y así podemos vivir confiados en ese buen pastor que es nuestro Dios.

Aquí les dejamos parte de este hermoso salmo

Salmo 23

Salmo de David.

El Señor es mi pastor; tengo todo lo que necesito. En verdes prados me deja descansar; me conduce junto a arroyos tranquilos.
    Él renueva mis fuerzas. Me guía por sendas correctas,  y así da honra a su nombre.
Aun cuando yo pase  por el valle más oscuro,[a] no temeré, porque tú estás a mi lado.
Tu vara y tu cayado  me protegen y me confortan. Me preparas un banquete  en presencia de mis enemigos. Me honras ungiendo mi cabeza con aceite.
Mi copa se desborda de bendiciones. Ciertamente tu bondad y tu amor inagotable me seguirán todos los días de mi vida,y en la casa del Señor viviré por siempre

2 comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *