Un Salmo que es una promesa de Dios para nosotros en momentos de angustias, pruebas y dificultades

 

 

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos enfrentados con momentos difíciles, dificultades, aflicciones, pruebas que se nos presentan a través del camino, que debemos superar para poder seguir adelante. Lo bueno de todo es que a los que hemos conocido el amor de Dios, sabemos y podemos confiar que Él no nos ha dejado solos ni desamparados, podemos tener la confianza que a través de su palabra nos ha dejado consuelo para los momentos difíciles y llenos de dificultades.

El Salmo 121 nos da muchas promesas en momento de dificultad, para recordar que Dios no nos abandona que debemos confiar en sus promesas y apropiarnos de ellas. Recuerdo una vez cuando mi familia y yo pasábamos por un momento difícil, nuestro primer hijo de 17 días de nacido había sido diagnosticado con meningitis bacteriana, una enfermedad altamente mortal, y en infantes de esa edad era mucho más drástica. Pero nos aferramos a la fe, a pesar de que los resultados de los exámenes médicos no eran nada favorables, y una doctora nos desalentó al decirnos que probablemente nuestro hijo moriría en menos de 48 horas, fue en ese momento que empezamos a clamar a Dios por un milagro, y recordamos ese hermoso salmo 121 y todas sus promesas las cuales El Creador dejó para nosotros sus hijos/as. Y pudimos ver la mano de Dios, el milagro ocurrió, hoy nuestro hijo tiene 13 años y sirve a Dios juntamente con nosotros, no tiene ninguna secuela de aquella enfermedad, aunque la ciencia dijo que era imposible Dios hizo el milagro.

 

Salmos 121 dice: Alzaré mis ojos a los montes;  ¿De dónde vendrá mi socorro?  Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.  No dará tu pie al resbaladero,
Ni se dormirá el que te guarda. He aquí, no se adormecerá ni dormirá  El que guarda a Israel. Jehová es tu guardador Jehová es tu sombra a tu mano derecha.  El sol no te fatigará de día, Ni la luna de noche.  Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.