Una hermosa de promesa de Dios para tu vida: “No te dejaré ni te desampararé”

Israel es el pueblo de Dios, así lo establece la Biblia que es la palabra de Dios, este pueblo recibió muchas de las promesas descritas en el antiguo testamento, aunque la historia narra algunos sucesos desfavorables que tuvieron que atravesar, a causa de su desobediencia, a pesar de todo esto, Dios nunca les abandonó y se mantuvo fiel a sus promesas para con ellos.

A través del sacrificio que hizo nuestro Señor Jesucristo en la Cruz del calvario, nosotros hemos sido constituidos también como pueblo de Dios, el Israel espiritual, aunque éramos considerados como gentiles, hoy podemos gozar de los beneficios del pueblo de Dios, y de cada una de las promesas que han sido establecidas en la Santa Palabra. I Pedro 2:10 dice: “ Vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.”

Estas y muchas promesas más las ha dejado el creador para cada uno de nosotros que a través de la gracia y la misericordia de Cristo hemos sido llamados a ser salvos. Es una gracia inmerecida y es tan grande ese amor que en II Timoteo 2:13 Si somos infieles, él permanece fiel, pues él no puede negar quién es.

La palabra de Dios nos anima a seguir adelante, no importando las circunstancias que nos presente la vida, podemos estar confiados que Dios no nos dejará ni nos desamparará, ÉL siempre cuidará de sus hijos, y nos insta a cobrar ánimo, recordándonos,  que nos  dará la victoria y ha de  mostrarnos el camino de Salvación y Vida Eterna.

Deuteronomio 31: 6 Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.

3 comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.