Cuando decides confiar en Dios tienes asegurado un final maravilloso, Dios es el seguro que necesitamos para que todo nos salga bien.

¡Vamos! Que tu FE no se acabe, que lejos de apagarse permanezca encendida, porque cuando confías en Dios tienes asegurado un final maravilloso, Dios es el seguro que necesitamos para que todo nos ayude a bien.

“Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca; porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu”. Efesios 2:17 al 22

“Cuarentena Mundial”. Hoy Queremos Invitarte para que Juntos Razonemos en lo siguiente: 40 días duró el diluvio, 40 años duró el Éxodo,  Jesús fue tentado después de 40 días de Ayuno, entre su resurrección y su ascensión a los cielos, Jesús estuvo en la tierra durante 40 días,

Muy bien sé, que la cuarentena (40 días) a la que manda los Gobiernos, puede o no ser exactos, pero el número 40 en la Biblia llama mucho la atención, hasta nuestros días, 40 días son los que le recomiendan a la mujer para reposar después de haber dado a luz.

Un grupo de teólogos piensa que el número 40 representa “CAMBIO”, es el tiempo de preparación de una persona o pueblo para dar un cambio fundamental, algo va a pasar después de estos 40 días. En la Biblia, cada vez que aparece el número 40 hay un “CAMBIO” así que si nos mandan a cuarentena, disfrutarlo  y volvamos a levantar el altar familiar, si lo hacemos juntos será de gran bendición, y veremos los cambios que Dios puede obrar en nosotros y en nuestro hogar y veremos que a los que aman a Dios TODO ayuda para bien. Aprovecha para estar en familia, compartir la oración, la lectura de la palabra y prepararse para los cambios que Dios dará al mundo.

Estamos en el año 2020 que es igual a 20+20=40, meditemos con la esperanza puesta en quien todo lo puede el Rey de Reyes y Señor de Señores. Amen

A…G.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *