La fidelidad de Dios para con sus hijos la muestra a través de su Santa Palabra.

El diario vivir está lleno de obstáculos, pruebas y dificultades que se nos presentan en nuestro caminar por este mundo. Cada persona es probada de diferentes formas, muchos están cansado de luchar contra una enfermedad, otros pasan dificultades económicas, algunos han sufrido alguna decepción amorosa, quizás otros estén pasando depresión por la pérdida de algún ser querido. Todo ser humano tiene sus malos momentos, lo bueno de todo es que todo aquel que ha creído en Dios, que Él es el creador del mundo, y toda su plenitud, así como lo escribió David en Salmos 24:1-2 De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan. Porque él la fundó sobre los mares, y afirmóla sobre los ríos.

Para todo aquel que ha creído en Dios sabe que hay solución en medio de cualquier circunstancia o adversidad que presente la vida, El creador a Través de la Biblia nos muestra su deseo para la humanidad, y hay un pasaje bíblico que nos invita a clamar y a tener fe y esperanza que Dios nos va a sacar de la situación en la que estemos, no importando la magnitud del problema, solo debemos de poner la confianza El Eterno, alguien dijo una vez; “No le digas a Dios cuan grande es tu problema, mejor dile a tu problema cuan Grande es tu Dios”

La cita Bíblica en mención la podemos encontrar en el Evangelio según San Mateo 7:7-11  Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.  Porque cualquiera que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, á quien si su hijo pidiere pan, le dará una piedra? ¿Y si le pidiere un pez, le dará una serpiente?  Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas á vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos, dará buenas cosas á los que le piden?

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.