Padres testifican milagro en su después que este sobreviviera a paro Cardiaco

Una familia esta dando testimonio del poder de Dios para hacer milagros en todo tiempo esto después que su hijo sobreviviera a un ataque cardiaco, la familia asegura que su testimonio es una prueba real de que Dios nos ayuda en los momentos más duros.

John y Marcia Cater quienes son cristianos y son padres de Christian, están dando testimonio de el milagro que ha hecho Dios en la vida de su hijo, estos padres tienen una fe inquebrantable en el Dios de lo imposible

ÚNETE A NUESTRO GRUPO DE Telegram. Ofrecemos lo más relevante en noticias e imágenes cristianas 🤗 

Christian es atleta de varios deportes en la escuela, un día de 2018 llego a casa y mientras estaba tomando un baño tuvo un ataque cardiaco sus padres pensaron que era un objeto que había caído al suelo, pero no imaginaron la escena que verían al entrar al baño.

Christian estaba tirando en el suelo del baño sin palpitaciones, su padre rápidamente corrió a darle resucitación mientras esperaban la ambulancia, fue llevado hasta el hospital de la ciudad de Ellwood, pero más tarde fue trasladado en avión hasta el Hospital de Niños UPMC de Pittsburgh.

“Sin saber nada mejor y sin antecedentes médicos, simplemente oramos”, expresó Marcia, quien es una ex periodista.

Para todo lo que significa tener un ataque al corazón, Christian jamás tuvo síntomas o algo parecido a un posible antecedente, a sus padres les dijeron que el chico había tenido un “paro cardíaco repentino”.

“Ni siquiera tuvo resfriados ni infecciones de oído, hay una diferencia entre eso y un ataque al corazón. Mientras que los ataques cardíacos son el resultado de obstrucciones que interrumpen el suministro de sangre al corazón, un paro cardíaco repentino ocurre debido a un problema eléctrico, donde el corazón funciona mal y deja de latir repentinamente”, explicó él.

“Después de 10 minutos en un paro cardíaco, las posibilidades de supervivencia son bajas y el riesgo de daño cerebral es alto”, continuó.

Christia es un autentico milagro ya que la mayoría de personas mueren unos 10 minutos después de un ataque cardiaco, los médicos que atendieron a Christia están sorprendidos con este suceso pues nunca habían visto algo parecido

Su madre contó que aun con todos los exámenes médicos que le hicieron, Christian está completamente sano y es como si no hubiera vivido un episodio así, todo eso se lo atribuye a Dios.

“Pasó por todos los exámenes médicos y no encontraron nada. Le digo que el diablo trató de sacarlo y Dios dijo que no”, expresó Marcia.

Desde ese momento, el chico lleva un desfibrilador implantado en su cuerpo en caso de que el incidente ocurra otra vez y ha vuelto a su vida normalmente, quien ahora se prepara para estudiar administración mientras hace deportes y pasa gran tiempo de calidad con sus padres.

Marcia y John agradecen a Dios que su hijo este de pie hoy y agradecen a todos aquellos que oraron por la sanidad del joven, especialmente a los compañeros de clase y a la iglesia metodista de la cual forman parte.

 

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.