“Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Lucas 19:10

 

“DIOS Siempre da el primer paso”, En las Santas Escrituras El Señor nos Recuerda: “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.” Lucas 19:10.

Como podemos comprobar es nuestro Creador quien dio el primer paso al enviar a Jesús, el Unigénito y Primogénito de Toda Creación para Salvación de la Humanidad, pero como Adán en el edén en vez de acercarnos al Señor y entregarle nuestras cargas reconociendo nuestros pecados, lo que hacemos cada vez que fallamos es creer que podemos ocultarnos de  Él.

Creamos distancia y esto nos impide reconocer nuestros errores y pecados, somos especialistas creando estrategia para hacer culpables a otros e inclusive se nos hace fácil cuestionar la Autoría y funcionamiento de donde hemos fallado,  el hombre aun hoy se distancia de la presencia de su Creador motivado al pecado

Debido al pecado, el hombre se alejó de Dios: “pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.” Isaías 59:2.

Si el hombre hubiese razonado desde un principio y buscado la forma de acercarse a  Dios, las consecuencia hubieran sido otras, pero aun hoy somos incapaz de hacerlo.

Sin embargo el Infinito Amor de Dios por su Creación le llevó a crear infinidades de mecanismos o razonamientos plasmados en las Santas Escritura para Salvación de la Humanidad, fue DIOS Quien revelo a los Profetas y Escribas las diferentes señales que le permitirían al hombre tener una guía de como venir a su presencia por medio del Hijo. “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Juan 14:6

Jesús asumió con Gallardía la Responsabilidad de Salvar a la Humanidad, diariamente son múltiples las señales que nos confirman su presencia con nosotros, Jesús quiere tomarnos de la mano y conducirnos por las sendas del bien y la salvación que llevan a la presencia de nuestro Creador.

Él es el buen Pastor que busca a su oveja perdida y la lleva nuevamente al redil: “Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso; y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido”. Lucas 15:5-6. Amén.

A…G.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.