En medio de alarmas de virus y enfermedades alrededor del mundo, Dios nos da una promesa a través de su palabra

El mundo atraviesa momentos difíciles,  algunos han entrado en desesperación por las recientes noticias sobre un brote de virus llamado coronavirus, que ha irrumpido la paz en el país de China,  contagiando a muchos. Lo que ha hecho que las autoridades del país asiático tomen estrictas medidas de seguridad, e incluso han ordenado la construcción de hospitales, etc. Esto sacudió a la nación de China en un momento donde se habían decidido a celebrar la conmemoración del Año Nuevo Chino.

Como todos sabemos el gobierno de China es comunista, y en reiteradas ocasiones han mostrado su descontento con la comunidad cristiana, a tal grado de levantar persecución en contra de iglesias y pastores llevándolos hasta la cárcel.

Pero el pueblo de Dios es grande en el País de China, y no han dado su brazo a torcer, siguen alabando a Dios, y ahora que se ha levantado el mencionado virus están clamando A Dios y confiando en cada una de sus promesas.

El mundo entero entra en alarma y la OMS (Organización Mundial de Salud) ha dado recomendaciones para todos los países del mundo. Recientemente salió una noticia de tres casos sospechosos en el país de Perú lo que ha hecho que muchas personas teman por un brote. Pero la Biblia que es la palabra de Dios es enfática y nos da promesas ´para confiar en Dios que ÉL nos guarda de toda plaga, de todo virus. En el libro de Éxodo Jehová le dio una promesa al pueblo de Israel, hoy, esa promesa es para todos nosotros los que hemos sido redimidos por la sangre de nuestro Señor Jesucristo, hemos sido llamados hijos de Dios, su pueblo, su Israel espiritual.

Hoy le queremos compartir este hermoso pasaje bíblico lleno de promesas, para  todos/as. Solo debemos confiar, si estás enfermo ten fe, Dios te puede sanar.

Éxodo 15:26  Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, é hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído á sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié á los Egipcios te enviaré á ti; porque yo soy Jehová tu Sanador.

Un comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.