En paz me acostaré asimismo dormiré, un hermoso Salmo que debes de recitar todas las noches. Antes de dormir.

Muchas personas temen a la oscuridad de la noche, muchos ni siquiera pueden dormir por los temores, ansiedades y estrés de la vida. Cosas que suceden durante el día y al llegar la noche repercuten en la mente de las personas, muchos seres humanos andan en busca de la paz total, una tranquilidad para sus mentes, alma y espíritu y en el afán de esa búsqueda han recurrido a tantas cosas que ofrece este mundo. La palabra de Dios nos ha dejado muchas promesas, enfatizando el tema en la Biblia se menciona 365 veces la palabra “NO TEMAS”  esto es el equivalente a un “no temas” por día, mejor dicho cada Día Dios nos dice que no debemos temer.

Debemos estar confiados que si permanecemos bajo la voluntad de Dios y nos aferramos a sus promesas todos nuestros temores y angustias desaparecerán. Salmos 23:4 dice: Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Esa es la esperanza que Dios ha dejado para cada uno de sus hijos, solo debemos confiar y apropiarnos de su palabra. A continuación le dejamos ese Salmo que debemos recitar todas las noches antes de irnos a la cama, y confiando en todo lo que dice allí.

Samos 4:7-8 Tú diste alegría a mi corazón Mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto. En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

Y también existe una promesa en la Biblia que si pasamos momentos difíciles durante la noche, podremos tener la certeza que la alegría y la felicidad vendrán con el amanecer.

Salmos 30:5 dice;  Pues su ira dura solo un instante, ¡pero su favor perdura toda una vida! El llanto podrá durar toda la noche, pero con la mañana llega la alegría.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.