Iglesia evangélica de Estados Unidos fue incendiada luego que sus miembros presentaran una demanda al gobierno por cerrarla debido a la cuarentena por covid.

 

Una iglesia evangélica fue blanco de incendios provocados el miércoles (20) en el norte de Mississippi (EE. UU.) Después de criticar la suspensión de los servicios durante el aislamiento social debido a la pandemia de Covid-19.

La Primera Iglesia Pentecostal en Holly Springs presentó una demanda argumentando que la orden estatal de cerrar los templos viola el derecho de la iglesia a la libertad de expresión e interfiere con la vida religiosa de sus miembros.

Después de que los bomberos extinguieron las llamas, la policía encontró el siguiente mensaje, escrito con un spray junto a la puerta de la iglesia: “Apuesto a que ahora se quedarán en casa, hipócritas”.

Primera Iglesia Pentecostal en Holly Springs después del incendio. (Foto: Kelly Mcmillen a través de Associated Press)

 

Una fotografía del graffiti también muestra un símbolo atómico con una “A” en el centro, que a menudo se usa como logotipo para grupos ateos.

El comisario del condado de Marshall, Kelly McMillen, dijo que no se han identificado sospechosos, pero que el caso está siendo investigado por la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos y posiblemente por el FBI.

El comandante McMillen dijo que el incendio conmocionó a Holly Springs, una ciudad de menos de 8,000 habitantes. “Espero que, con la ayuda del Señor, podamos llegar al fondo de esto lo más rápido posible”, dijo.

Iglesias y restricciones

Ante la creciente frustración de los líderes religiosos con los decretos del ayuntamiento emitidos el 23 de marzo, el pastor de la iglesia, Jerry Waldrop, se enfrentó a los funcionarios de Holly Springs y presentó una demanda contra la ciudad en abril.

En respuesta a la acción, el juez Michael P. Mills dijo que la iglesia estaba “procediendo de una manera excesivamente imprudente, arrogante y con un respeto insuficiente por la gravedad de la crisis de salud que presenta la pandemia de Covid-19”.

El juez se negó a cumplir con la solicitud de la iglesia, pero permitió los servicios de autocine.

La discusión sobre la reapertura de iglesias en los Estados Unidos se ha vuelto cada vez más intensa en las últimas semanas.

Algunas iglesias de Minnesota dijeron esta semana que reanudarían los servicios, desafiando las órdenes del gobernador. Esto siguió a la decisión de un juez federal en Carolina del Norte que permitió reuniones cara a cara después de la prohibición del gobernador.

Cinco abogados del Departamento de Justicia de Estados Unidos dijeron el martes en una carta al gobierno de California que las restricciones estatales durante la lucha contra el coronavirus discriminan a las instituciones religiosas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *