Mujer vuelve a la vida luego que su esposo clamara a Dios y a Jesús  en el hospital

 

Después de sufrir un ataque cardíaco repentino, una mujer estadounidense fue declarada muerta por los médicos. Sin embargo, su esposo se negó a aceptar la declaración de muerte y su fe produjo un verdadero milagro.

En la madrugada del 10 de septiembre de 2016, Gina Michelles comenzó a experimentar fuertes dolores en el pecho. Su esposo, Aaron, corrió para llevarla a la sala de emergencias.

El equipo médico realizó la reanimación cardiopulmonar dos veces, pero Ginny no respondió. Su situación era crítica.

“Sabía que el diablo estaba tratando de llevarse a mi esposa y no iba a dejar que lo lograra”, dijo Aaron en una entrevista con CBN News.

Después de muchos intentos, el equipo médico interrumpió sus esfuerzos y le pidió al capellán que realizara los últimos procedimientos religiosos. Pero Aaron, se negaba a  rendirse.

“Recordé cuando era niño y mi madre dijo: ‘Cuando no sepas qué hacer, llama a Jesús'”, dijo el esposo.

 

Gina Michelles no tenía signos de vida, pero la fe de su esposo cambió el cuadro clínico. (Foto: / CBN News

Aaron agarró los pies de Ginny y comenzó a clamar a Jesús, declarando la vida y reprendiendo a Satanás. Él dice que la habitación parecía temblar  cada  vez que mencionaba el nombre de “Jesús”. A los pocos minutos de haber clamado, una enfermera salió diciendo: “El corazón de ella comenzó a latir”.

El equipo médico volvió al trabajo y, en cuestión de minutos, la condición de Gina se estabilizó. Aun así, el médico dudaba que ella sobreviviera debido a al tiempo que su corazón estuvo sin latidos .

El Dr. James Bhaskar, médico de emergencias y amigo de la familia, descubrió que la causa del ataque cardíaco de Gina era un bloqueo en una de sus arterias. Necesitaba cirugía, pero aún tendrían que esperar hasta que la condición de Gina fuera estable para la operación.

Recuperación milagrosa

Aaron llamó a toda su familia y a la iglesia donde se congrega a unirse a él en oración. En 24 horas, Gina comenzó a responder a órdenes verbales y fue dada de alta para cirugía. Pero el camino hacia la recuperación sería largo y arduo.

“Los doctores me dijeron: ‘Veamos cómo va, puede que tenga que aprender a hablar de nuevo, puede que tenga que aprender a caminar de nuevo’. En cierto modo, ya sabía que Jesús había hecho el milagro complet  , así que el resto vendría”. Dijo Aaron

Milagrosamente, Gina se despertó después de la cirugía sin ningún problema y regresó a casa solo dos días después del procedimiento. “Nunca he visto un caso en el que se decrete el tiempo de muerte de alguien y la persona regrese. Es realmente un milagro que la medicina moderna no podrá explicar ”, reconoce el Dr. Bhaskar.

Hoy Gina lleva una vida normal como madre y esposa, y nunca más ha tenido problemas cardiovasculares. Donde quiera que vayan, Ginny y Aaron se aseguran de compartir su testimonio milagroso.

“Jesús está con nosotros no solo en los momentos de mayor necesidad, sino en todo momento. Habla con Jesús, porque Él siempre está escuchando “, dice Gina. “No soy perfecto y no merecía tener a mi esposa de regreso, pero Jesús es fiel y nos ama a pesar de que no lo merecemos. Jesús está vivo y mi esposa es prueba de ello ”, concluye Aaron.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *