Una promesa de Dios para tu vida, la cual puedes obtener los 365 días del año

La Biblia, la cual es la palabra de Dios para nosotros sus hijos/as, en el libro de Números capítulo 6 empezando con el versículo 22-26  nos dice: “Jehová habló a Moisés diciendo: Habla a Aarón y a sus hijos, y diles Así bendeciréis a los hijos de Israel diciéndoles: Jehová te bendiga y te guarde, Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti y tenga de ti misericordia; Jehová alce su rostro sobre ti y ponga en ti paz, y pondrá mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré”

Fue una promesa dada para el pueblo de Israel, pero recordemos que esas promesas también son para nosotros que hemos llegado a formar parte de ese Israel espiritual Galatas: 3: 28-29 / Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer, porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús. Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente descendientes de Abraham sois, y herederos según la promesa.

De la manera que lo describe el apóstol Pablo a la iglesia de Galacia, nosotros somos ese Israel espiritual, por lo tanto todas esas promesas que al principio fueron para el pueblo Hebreo, hoy a través del sacrificio de Cristo en la Cruz del calvario, también son nuestras promesas. Juan 1014  dice: Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,15 así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre;() y pongo mi vida por las ovejas. 16 También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor

Dios siempre tiene pensamientos de bien para nosotros, pero depende de nuestra actitud de agradecimiento, de fe de esperanza, por lo cual podremos recibir o no, esas promesas que el Padre ha dejado para todos los que somos sus hijos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.