La ausencia de alguien la llena Dios, pero la ausencia de Dios no la puede llenar nadie.

 

Se aproxima una fecha donde la mayoría de las personas a nivel mundial aprovecha para celebrar el día del amor y la amistad, el 14 de febrero. En esos días muchos se sienten tristes, solos, deprimidos, porque no han encontrado una persona que les ame de verdad, otros vienen decepciones amorosas, relaciones tóxicas, de alguien que les prometió amor y al final los traicionó.

La humanidad está falta de amor, buscando la fuente de la felicidad en todas partes, pero sin poder encontrarlo, qué bueno que tenemos el mejor amigo del mundo, uno que dio su vida por la humanidad.

Juan 3:16 dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda más tenga vida eterna”

La ausencia de alguien la puede llenar Dios, pero la ausencia de Dios nadie la podrá llenar, eso significa que nada en este mundo puede llenar el vacío de nuestro corazón, cuando Dios creó al ser humano le dio esa capacidad de amar y ser amado, pero cuando el hombre pecó en el Edén, el pecado hizo una separación entre Dios y el hombre, automáticamente el hombre quedó con ese vacío, que solo Dios a través del arrepentimiento del hombre, puede llenar.

Muchos han querido llenar ese vacío en  los vicios, en el alcohol, las drogas, y las bajas pasiones, pero al final no logran saciar esa sed de amor que tienen.

¿Estás en busca de ese amor de Dios? Él está dispuesto a amarte como nadie lo ha hecho, pero necesita que le abras la puerta de tu corazón y le dejes entrar.  Apocalipsis 3:20 dice: He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.